Facebook Twitter Google +1     Admin

Dinero

Un libro de segunda mano, en una librería de usado, se paga a dos euros; difícilmente lo he visto pagar mejor. La situación es esa y reactivar un mercado tan elaborado como es el del libro es cosa no fácil, sino difícil. Con eso no digo que el mercado del libro esté parado, para nada. El mercado del libro está, y precisamente por eso, en un gran momento. El anverso de la hoja es ese, y el reverso es el valor de la palabra escrita. Dejando aparte el valor sentimental, aspecto este que tiene más relación con la abundancia que con la dialéctica de los mercados, la palabra escrita se cotiza a .00002 €, y eso trae como resultado que una persona con 100 libros dispone de un capital de 200€. Si de ellos valora 30 libros, por razones de peso específico en el valorar, el mercado no hace diferencias, y son 60 € objetivos de valor social en esos bienes. O 140 €, si se desprende de los libros que no valora con aprecio.  Bien es cierto que uno no compra al azar, y al elegir se mide no sólo el peso del libro, sino su valor. La escritura automática da de sí otros resultados, como la compra automática, pero eso son valoraciones de otro cariz, de distinta estilística; como lo son las valoraciones de vídeos, de los sensoriorreceptores cibernéticos o el valor  del acero que contienen las bicicletas.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



#outer-wrapper{ width: 800px; margin: 0 auto; padding:10px; text-align: left; } #main-wrapper{ width: 800px; float: left; word-wrap: break-word; overflow: hidden; } #sidebar-wrapper{ width: 250 px; float: right; word-wrap: break-word; overflow: hidden; }

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris