Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2010.

Orogénesis o la generación del lugar

   Lo real está construído desde el significante desnudo. Cuando el significante es dotado de significado adquiere un sentido. Un sentido que puede ser comprendido como originario o un sentido dramatúrgico donde la realidad es un juego o un simulacro si bien sea totalmente profesional. ¿Está más del lado de lo real un okupa o un ejecutivo o un programador informático o un camarero? La comprensión de la imagen pasa por el desarrollo de una gramática que da cabida a los órganos perceptores como tenemos una gramática para las palabras. Es la gramática de los colores, la riqueza de la presencia de determinados significantes, sean objetos, formas o los constituyentes: líneas y colores en volumen. Ejemplo: multidimenbsionalidad de la realidad opuesto a la poco-dimensionalidad de imágenes fotográficas extrañas que abren esa unidimensionalidad a una pluralidad que se ofrece ahí en la impresión. El ejemplo es la imagen rica y cronométrica de Lady Gaga. Ahí está la persuasión de la pobreza, indeliberada e ignorante cuando la posibilidad de elaborar ricas imágenes haciendo uso del objeto de que disponemos primariamente, el cuerpo, es amplísima.

   Descubrir y "ver" la imagen es fruto de la interrogación acerca de la construcción de esos significados otorgados. Será éste el camino de los distintos puntos de vista subjetivos y el camino del consenso en una intersubjetividad a la que llamar eventualmente objetiva y sobre la que socavar los cimientos en cada ocasión de revisión, para abarcarla y comprender el arte en cada caso.

   El significado que vas a dar al significante es una operación política, y eso va a seguir siendo de esos modos en virtud de la libertad y las constricciones de valor, más por competencia de iguales ante una voluntad de sabios o maestros que por capricho.

   Colores y líneas con vocación de volumen, pues. Las matemáticas, en concreto la geometría, aportan un álgebra de objetos regulares que no sobra considerar: la gramática de la imagen tiene en la ecuación de la circunferencia, x2 + y2=a2, o los ángulos de un triángulo que sumen 180º, van a estar presentes. El estudio matemático de  la imagen es materia que me va a interesar.

    La función: cuando un oficio desprecia el aspecto estético y la complejidad de la ética, o dicho de otro modo, la función no puede ser arte, el arte entre más aspectos, político, antropológico, psicológico contiene una pretensión de generalidad desde la particularidad y la concreción.

  La estructura: cuando el significante de un imaginario cuenta una historia, tiene un discurso, es ahí donde empieza a oficiarse, cuando más acá de un hedonismo ególatra suscita al espectador una admiración o menos, el mero reconocimiento de un esfuerzo válido, empieza uno a encontrar esas emociones propias de la artisticidad en germen.

   Cuando no hay significado, i.e., cuando un significante está presente, es, la situación discurre sin punto de vista, sin subjetividad; y cuando hay un significado, cuando hay un punto de vista, se tiene un juego de actividad política y en él la migración de la referencia significativa en el marco del juego político. Digo juego político cuando el marco del discurso está siendo desarrollado de forma dialogada, éste sí es un marco válido donde acatar la aplicación del saber.

   Italo Calvino define la multiplicidad como "conjunto de redes de conexiones entre los hechos, entre las personas, entre las cosas del mundo"   En la multiplicidad la razón epistemológica permanece un tiempo en un punto de vista y el propio desarrollo de esa multiplicidad "la corre", la hace discurrir hacia otro punto de vista; un poco como el "todo fluye" de Heráclito. De nuevo las matemáticas, el modelo de lo real es un ejemplo de fractral, un discurrir ordenado e indeterminista, metonímico, el orden en el caos, un orden peculiar.

   El ejemplo de la sangre. La sangre, Harvey aparte,  da un imaginario de referencialidad primera al cuerpo, y al interior del cuerpo, luego forma parte de una ilustración del poder, médicos aparte; los vampiros, poseedores de título de nobleza y bebedores de sangre, si es necesario matando; y en fin, prensa, radio y tv, ahora internet, destilando violencia para servirla con un toque de humor, labrando la tragedia.

   La contracción de la personalidad y el opuesto, la expansión de la personalidad están en relación directa a la densidad imaginal que esa personalidad ocupa en un momento o desde una duración. El éxito del imaginario atrapa al espectador y produce en él, en ella, un embargo de sensaciones que es consistente con este principio, el del placer, cuando la elaboración es pobre; y te entramas en el principio de realidad cuando hay una elaboración que aplaza el éxito bien sea del agente, el dibujante o artiste en genérico, bien del espectador, que dedica considerable tiempo a empaparse de esa previa de elaboración que contiene el objeto, cuando es analizado y observado hasta exprimir de él la información que contiene: una película de espías, podría decirse.

   La imagen alcanza la versatilidad del sonido en una capacidad para inundar el ojo con un sinfín de iconos y fotografías. John Dewey destacó el oído como más multidimensional que el ojo; desde Internet no cabe esa vacilación. El ojo está tan dispuesto a inundarse de imágenes como tradicionalmente está el oído. No es un espectador ante un discurso de imágenes como lo es en el caso del espectador de televisión, ahora la interactividad ante las imágenes es total y el proceso comunicativo de la imagen alcanza el grado de pedagógico, como lo es desde largo tiempo la tradición oral y escrita. ¿Pareciere fotografía? Pues está a un nivel más que ella. La interacción total viene de la mano de la Realidad Virtual y estar estamos a la puerta de una nueva revolución.

   Surge el momento de elegir significados para nuestros significantes, o suspender nuestros significados al encuentro de significantes prometedores para ellos. Los significados parten de una conjunción de factores: emotividad, necesidad de racionalizar un caos,... El hipertexto es una combinación de la estructura lingüística y la estructura visual, la palabra y la imagen.

   Cuando quieres tener éxito en una acción has de submergirte en el espacio y en el tiempo propios del entorno para ganar en el juego. Has de conocer los detalles del sistema para de alguna manera usar los elementos del mismo a tu favor. El imaginario está ahí para empaparse de él.

   En los juegos de "rogue" has de estar dispuesto a sortear peligros, monstruos y villanos para conseguir los tesoros y que la princesa pueda aceptar tu propuesta o la de uno de tus compañeros.as.

   Gianni Vattimo en el *Creer que se cree* señala la contingencia del saber apresurado en el que el yo consigue identificarse a duras penas en el contexto de lo real. Hay que partir de una identificación débil ante el objetivo de la identificación fuerte a través de la espesa trama de lo real. El yo pasa a primer plano (Fichte) pero no ha de perder de vista los cambios en la estructura dura de lo real y ha de adaptar o enriquecer constantemente el imaginario para garantizarse la solvencia ante eventualidades, que las va a haber.

   Brouwer, contrario al logicismo de Frege y Russell, señala: "no hay una realidad matemática independiente de la mente acerca de la cual los matemáticos hacen descubrimientos, el matemático no es un descubridor sino un creador: las matemáticas no son un corpus de hechos sino una creación de la mente humana" Monk, 2002, p.239

   En la creación de lo real la capacidad para distinguir, en los dos sentidos de separar lo valioso y de señalar la valía va a ser trascendental. Es el afán de trascendencia lo que captura al investigador (Unamuno) "Se trata de ir mostrando los pasos a través de los que cada hecho o afirmación se construye: construir deconstruyendo y viceversa. Se trata de un proceso de objetividad autorreflexiva por medio del cual el grado de objetividad va creciendo en forma de red, sin llegar nunca a una objetividad en sentido fuerte. A la postre, mediante la creciente complejidad este proceso acaba si no resolviendo la contradicción inicial, sí disolviéndola en el enriquecimiento de su propio territorio." Catalá 2005, p.192  La paradoja y la metáfora serían dos caras de un mismo procedimiento epistemológico, dos caras extremas. Si en el área lingüística tenemos la paradoja y su coplemento la metáfora, en el área icónica tenemos los trabajos de Moebius o Escher y otros, como la Gestalt.

   Lo que he introducido como significante es tanto un inconsciente consciente de sí mismo; la consciencia es ahí una gramática de signos, de síntomas, de caracterizaciones. Emerge la consciencia en la selva primaria del significante, del inconsciente que viene a objetuar, clasificar, oponer, intemporalizar.

   En los sueños hay materiales de imagen, producimos imágenes que tratan del mundo exterior. De modo que de la misma forma que educas la capacidad lingüística puedes educar la capacidad icónica.

   *Observar* precisa de una cultura, de una capacidad para comprender, y pues, de una carga teórica para poder decir, a lo Feyerabend, que has hecho una observación, que has puesto en juego un enunciado observacional. La visión individual abarca desde una décima de milímetro hasta estrellas de 5ª o 6ª magnitud, o bien dicho, hasta dónde y cómo el ojo puede distinguir unas letras de tamaños decrecientes a tres metros de distancia.

  Un primer salto técnico lo haces con unos prismáticos o una lupa (Spinoza, Galileo)

  Un segundo salto técnico comprende microscopios y telescopios mecánicos y ópticos en el sentido del s.XIX

  Un tercer salto técnico es usar dispositivos combinados: telescopio+fotografía, microscopio+tintado, centrifugado, anilina, micrótomos,...

  Un cuarto salto técnico, en pleno proceso socioindustrial, el que usa rayos infrarrojos y ultravioleta, rayos gamma, microscopios electrónicos de barrido y de efecto túnel de cobalto, ciclotrones, ordenadores. Son imágenes construídas en base a teoría, desplegadas a una distancia considerable del ojo y de la óptica previa al siglo XX  El primer acelerador de partículas data de 1926 y puede servir de referencia. La imagen no está en el ámbito óptico del ojo humano y es transformada hasta que el concepto es visible a través de una inmersión teórica previa. Comienza la cibervisión.

  Y un quinto salto técnico lo componen los instrumentos digitales, la cibervisión está ahí, y el objeto visual es totalmente una construcción ante el ojo humano.

  "Todo lo que está escrito se da a ver, ya que la teoría es propiamente hablando la ciencia de la contemplación (observación)  La teoría es en cierta manera aquello que el enunciado le da a ver, a observar y a obtener. La escritura permite la construcción, la selección de los elementos al mismo tiempo que su puesta en relación" Sauvageot 1994, p.96

  "El sentido común se asienta en la visión directa y se mueve por intuiciones mientras que el sentido científico se basa en la visión postergada que la razón pretende perseguir" id. 275

  "Se trata en ambos casos de proponer una visibilidad que ponga al descubierto la red de implicaciones que se asienta tras cualquier acto racional o intuitivo: es posible de esta forma ver cuánto de intuitivo hay en lo racional y cuánto de racional en lo intuitivo" idem.

   Sale a la luz el significado buscado, el encuentro experimental remite al producto técnico que se bosqueja en un desarrollo siempre paralelo: el mapa señala los significados particulares que lo dotan de sentido. La identificación hace el resto, el mecanismo del sueño emerge como placer encontrado pero ¡ah!, se cierne sobre el autor una tragedia, y no es otra que pagar el precio: la imaginación se apaga y prepondera en la liviana consciencia una red minimal de significantes no operativos, con lo que el autor se ve de nuevo obligado a desplegar el mecanismo de la originalidad, la imaginación ocupa sin cortapisas el pie de la consciencia, rebrota para continuar una travesía con vocación de infinitud, el "modus vivendi"

   Cuando tienes emociones (ira, miedo, risa, sorpresa) que se te mezclan con el significante tienes la ocasión de abordar lo inmediato. En palabras simples no hay discusión: el significante es el significante y el significado es el significado (sinonimia, polisemia, homofonía, homografía, metonimia,...) Y cuando cabe la interpretación, no sólo mímesis memorística, está abierto el camino, la senda de la originalidad y de la orogénesis, entendiendo esa palabra, orogénesis, como "generación del lugar"  El lugar contiene la riqueza epistémica del contexto o entorno. En buenas palaras, el mago genera el lugar para la transmutación de la imagen, para cambiar algo sin tocar el resto, cosa que hacemos continuamente (ορος -montaña, γεηος - descendencia.  Cojo:lugar, y origen, respectivamente) Un movimiento sencillo como el giro ayuda a entender. Se produce un cambio de perspectiva que es claro en geometría, dentro-fuera de un entorno abstracto que no es el caso cuando no están *superpuestas* las distintas capas de signos que son previas a la abstracción. Más ejemplificador es el caso del cubismo, donde vemos una composición o síntesis que abarca la confluencia de varias capas de imagen aglutinadas en un desorden ordenado  que producen en el espectador consciente una alteración  y cambio característicos, de calado ampliamente mayor que la mera descripción o dibujo realista. El espacio del mago que he propuesto antes es el espacio de expresión que aquél ofrece, oferta.

   El escritor al escribir primero y organizar luego los materiales previos para la tarea convierte el espacio natural en un espacio intemporal donde sitúa el hacer cotidiano propio suyo. Cuando la tarea está completa y lee por primera vez el texto, ahí es donde y cuando empieza la temporalidad, cuya duración es la duración de la lectura del material listo para imprimir. Hay un tiempo en suspenso, el del trabajo, y un tiempo activo, durante la lectura de autopresentación. Luego el seguimiento de la obra es un tiempo social, fractalizado si se quiere, tiempo complejo y caótico hasta que es mecanizado, razonabilizado y comprendido. Como el intemporal del trabajo previo, que es un intemporal comprendido, mecánico desde cuando la perspectiva global anula las duraciones particulares de las perspectivas particulares.

   En química los modelos de bolas, de cintas son formas de apelar a una complejidad reticular de relaciones, los enlaces, entre entidades idealizadas que sin embargo responden satisfactoriamente a los análisis típicos: espectrografía, gasometría, difracción de rayos X,... técnicas que apoyan y fundamentan la disciplina, el "hacer de químico" Ahí pues, imágenes de lo intocable y lo protocognoscible haciendo real una ciencia totalmente indirecta desde que alcanza la madurez.

   La primera tarea de una ciencia o una estética de la complejidad ha de ser romper la estructura superficial de las representaciones y poner de relieve las redes que se encuentran fuera y dentro de ellas, las capas significantes que el análisis o la consrucción ofrecen tanto cuando miras al interior como cuando percibes del exterior.  El objeto de esa hermenéutica, idealmente central, homogéneo, estable y superficial está en realidad siendo reconstruído constantemente por ese doble conjunto de redes. Ahora el objeto es un puente entre ambas redes.

   He usado la palabra "significante" en un sentido genérico de  toda la expresividad percibida en un instante o sucesión de instantes, generalizando el uso establecido como grafía arbitraria que tiene lugar en los lenguajes formales y naturales. Esa expresividad es el significado externo a uno y propio de quien o quienes lo expresan. Así pues del significante y significado para una palabra paso a un significante y significado mediados por la composición interno-externo de todo eso, de todo eso que percibo con mi actitud de esponja, de empaparme de significados, por ejemplo en mi mesa de trabajo, o mirando una exposición de cuadros en una galería de arte o un museo. En esa generalización no ha habido ni hay significado, es todo significante por el lado del significante y es todo significado por el lado del significado.

   La realidad expandida reta al concepto de verdad, lo reta de muchos modos cuando ésta se expande a nuevos dominios que están siendo domesticados. La naturaleza ya no es el límite, al menos la naturaleza inmediata. Los artefactos técnicos amplían la percepción humana dando nuevas características al acervo de conocimientos. Estas expansiones sucesivas implican una reelaboración especializada de la que el filósofo toma consciencia; unos materiales que tienen en sí un ámbito cultural que llega como vanguardia bien sea para satisfacer el tiempo de ocio o para originar imágenes multidimensionales, nuevas concepciones o para pulir lo presente desde lo novedoso.

   Al teorizar la imagen va a haber elementos lingüísticos partiendo de la omnipresencia del acto expresivo. Por eso vas a ver de entrada varias capas de contenidos superpuestas: lo escrito que ves y lo figurado que ves. Escrito y figurado son dos capas de expresión; cuando avanzas en los distintos saltos técnicos el número de capas de expresión aumenta, como cuando vas de viaje y notas que tu bagage cultural es puesto a prueba en el nuevo lugar que observas y por ende estudias submergiéndote en él.

 

 

Sugerencias de lectura:

 

KROPOTKIN, P.  La ayuda mútua

CATALÁ, J.  La imagen compleja

31/12/2010 21:49 cesar d. castro porto #. Máquinas que pensan No hay comentarios. Comentar.
#outer-wrapper{ width: 800px; margin: 0 auto; padding:10px; text-align: left; } #main-wrapper{ width: 800px; float: left; word-wrap: break-word; overflow: hidden; } #sidebar-wrapper{ width: 250 px; float: right; word-wrap: break-word; overflow: hidden; }

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris