Facebook Twitter Google +1     Admin

Olas



Durante el oleaje de la tormenta y sin lluvia, sobre una capa de hielo de cinco centímetros de espesor, observé cómo mi maestro Jose Luis se debatía atrapado y rodeado por el mismo hielo pastoso que le sujetaba la cintura, las piernas bajo el agua del océano inundado y europeo, a la altura de doscientos cincuenta y dos metros sobre el suelo de los edificios y autopistas, en Gratz, al lado de una curva donde mi padre me alertó de muchos peligros años antes. Decidí contra el miedo dominante abrir una brecha en la pátina que cubría el verde océano. De repente el oleaje, un fauno o la Prímula abrieron la pequeña fenda que con mi mano hacía, ampliándola de modo que la gente que como yo allí se encontraba atrapada empezaron a hundirse y con ellas yo bajo el manto acuoso que nos devoraba, anteponiendo a nuestros ojos un espectáculo singular de seres del tamaño de ballenas y aspecto de parturientas dar a luz sanguinolentos animales de colores pardos y formas humanoides, por variedad irreconocibles, cuyo rol pronto pasó a segundo plano pues fuimos mi maestro y yo arrojados a un pequeño templo antiguo que flotaba sobre las aguas y donde unos hombres y mujeres y otres escenificaban una asamblea.+++Reko: Eso que hemos visto sorprende, los pájaros están, y entre ellos Tek, incómodos con el niño.+++Dokko: He visto la magnetopía como vosotro; Quiere participar, y su maestro.++++Tappa y otros miran circunscritos al centro de atención, expectantes.+++ Avisé a Lose Luis y planté cara a mi sueño, la magnetopía que me retaba; actué y dije que se nos está sustrayendo con orgullo y prepotencia de una obra de ingeniería animal de magnas dimensiones y a cuya aportación nosotros podemos contribuir, de una moda. Jose Luis se escondía al acecho de aquella conversación intramuros entre los titanes y yo, atento a las expresiones y los comentarios. Mika a un lado sentado y la potencia creativa que representa su compañero Steve quien dice, sonriente al otro: eso lo has dicho tú, no yo ¿lo entiendes? has sido tú. Chico.++++ El cielo estaba negro y el rojo y amarillo del fuego de los dragones sobre el océano iluminaba tembloroso mi aspecto..................

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



#outer-wrapper{ width: 800px; margin: 0 auto; padding:10px; text-align: left; } #main-wrapper{ width: 800px; float: left; word-wrap: break-word; overflow: hidden; } #sidebar-wrapper{ width: 250 px; float: right; word-wrap: break-word; overflow: hidden; }

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris